miércoles, 14 de enero de 2015

Sigue

No todo es reír o llorar,
cantar o escuchar,
jugar o mirar.

No todo es vivir sin pensar,
amar sin razonar,
trabajar sin esperar.

A veces todo es más simple,
más difícil,
más alocado.

Siempre después de una estación va la siguiente
y así sucesivamente,
abriendo los pasos al infinito.
Publicar un comentario