jueves, 29 de enero de 2015

Lamento en llano

Perdón por no pensar,
por no estar,
por no saber.

Perdona por no querer seguir sufriendo,
por guardar en el baúl los recuerdos del dolor,
por escapar de los límites del terror.

Lamento no seguir con ello,
no bañarme en el ayer,
no llorar por ser.

Perdón por no pensar en ti,
por no seguir así,
por no llorar al tiempo. 
Publicar un comentario