martes, 28 de febrero de 2012

Anonymous


Nos encontramos todavía a principios del siglo XXI. El siglo de la información, el siglo de la tecnología, el siglo digital.
En este principio de siglo, la población mundial ha visto, aunque se le intente ocultar, una infinidad de guerras injustas, el reparto de la riqueza entre los amigotes poderosos, el recorte de derechos sociales, humanos, políticos y laborales.
En este principio de Siglo, aquellos a los que el propio sistema dio alas, creyendo inútiles, a contraatacado. Hablo de nosotros, hablo generalmente de todo aquel con dos dedos de frente, que contrasta la información, aquel que sigue leyendo, aquel que no se traga las mentiras, ni a los políticos, jueces o seudo artistas molones.
A través de la red, se han encontrado. Y a través de ella están causando auténtico terror en aquellos que los creían simples marionetas en un circo llamado mundo.

Y ahora, nos convierten en terroristas.

Terroristas de la verdad, de la justicia, del mundo real.

El poder, aquel que hace y deshace. Aquel que pone y quita políticos, banqueros, gana elecciones, arrasa países... es ahora cuando aquellos que consideraba simples freaks se han convertido en el gran enemigo. El gran enemigo, armado, eso si con la verdad y con una computadora. No tenemos armas de fuego. No las queremos, no hacen falta.

Redadas en todo el mundo, registros en casas, confiscaciones de computadoras por todo el globo, arrestos.
Pero se olvidan de algo fundamental. Que somos todos. Desde jubilados a adolescentes.
Podrán arrestar a muchos, pero no a todos. Y mientras siga aunque sea uno solo. La verdad...o su mierda ( según se mire ) seguirá saliendo.



Perseguís a la gente de quien dependeis, preparamos vuestras comidas, recogemos vuestras basuras, conectamos vuestras llamadas, conducimos vuestras ambulancias y os protegemos mientras dormis.. Así que no te metas con nosotros. ( el club de la lucha )

No lo olvidéis.
Somos libres,
somos muchos,
somos reales.

Publicar un comentario