jueves, 23 de febrero de 2012

Respiro

Respiro, sueño que respiro.
Por instantes tomo aire, calmando un sosiego constante.
Entonces abro los ojos y compruebo que no he descansado,
el aire se ha ido,
la ansiedad invade mis nervios.

Respiro,
giro mi cuerpo al sol mientras respiro,
le saludo y me levanto.
Una sensación de calma absoluta invade un abismo inseguro.
Pero entonces respiro.

Calma,
invado mi ser de calma,
cumplo mis deberes con calma, me siento ligero,
siento un alivio.
Siento que respiro.

Me refugio en mis sentidos,
en mi ser.
Pero no avanza, no da tregua.
Más y más responsabilidades me esperan.
Me ahogo.

Entonces se acaba.
Lleno mis pulmones de humo, engaño mi respiración,
me delatan mis manos,
me distrae el corazón.
Respiro, sueño que respiro.
Publicar un comentario