martes, 2 de diciembre de 2008

Subo y bajo


Hay veces que no puedo evitar las cosas.
Te despiertas y todo es diferente.
No muy diferente,
pero hoy no las controlas.
Intentas cambiar el tema de la conversación,
pero no hay manera.
Intentas expresarte de una manera mas que clara,
pero tampoco se puede.
Tus palabras,
tus deseos,
la realidad...
nada es como parece,
nada es como se piensa,
no hay lugar a improvisaciones.
Tampoco para la duda,
esa que entra en ti
y te habla.
Hay veces que no puedes evitar que pasen las cosas,
hay veces que estás sentado mirando como pasan,
si no que estás delante,
justo delante
y ya estas metido dentro.
Te come,
te da mucho para pensar,
mucho para percibir,
mucho para analizar.
Hay veces que no se puede...
Publicar un comentario