viernes, 12 de diciembre de 2008

Desde la caja

Vivimos de pequeños detalles,
pequeños,
que tenemos que hacerlos grandes.
La felicidad va en pequeñas dosis,
la energía también.
Los sueños inflados...
o los sueños realizados.
Nuestra capacidad para seguir creyendo en ellos...en nosotros!
No es fácil,
pero nada lo es,
hay veces que entre las sombras se ven rayos de sol,
solo tenemos que levantar la vista del suelo.



Para Ana
Por esos sueños cumplidos
Publicar un comentario