lunes, 3 de noviembre de 2008

Compi Cohen



Cohen.
Ahora que trabajo tanto,
una de las cosas que más me joden
es no poder estar con mi perro.
Así que lo estoy malcriando.
Le dejo subir al sofá
y dormir conmigo.
Es como mi compañero los días que libro.
Como en esos días no suelo hacer nada especial
y no tengo un duro para hacerlo,
pues los pasamos juntos.
Hoy le he llevado con Marta y sus perritas a pasear,
a podido correr ,
oler culos,
jugar
y hacer lo ke más le gusta:
El cabra.
Saltar por el césped como un poseso.
Y por la noche
nos hacemos compañía.
Al principio se ponía a mi lado y después bajaba de la cama y se quedaba en un lateral.
Ahora con el frío
ya me lo he encontrado durmiendo a mi lado
pancha arriba.
Es un bueno compañero,
aún esta zumbado
pero aprende rápido.
Cuando estamos en la plaça del pes
coge su correa y se pone a correr y saltar con ella en la boca.
Ahora lo tengo debajo de la silla,
cansadito,
durmiendo,
tranquilo.



Publicar un comentario