jueves, 24 de abril de 2008

Sintiendo


Últimamente la ducha se ha convertido en el lugar donde mas pienso.Creo que al relajarse el cuerpo con el agua, fluyen más pensamientos. Escondo mi cabeza debajo del agua, intento ahogar mi presente sabiendo que es imposible,
abrazo al agua como si fuera mi único consuelo y noto que el agua a su vez me protege.
Salgo del agua , me pongo el albornoz y me quedo unos minutos en absoluto silencio, la nada más absoluta y más reconfortante, aunque a la vez solitaria.Y es ahí cuando realmente todo viene a mi mente, todas aquellas cosas que intentas que no te afecten vuelven para recordártelo.
Es entonces cuando me quedo sentado, mirándome como si ahí,
dentro de mis ojos encontrara la respuesta sin pregunta.
Publicar un comentario