viernes, 4 de abril de 2008

Con los ojos cerrados


Todo esta oscuro.

La oscuridad me relaja.
El dolor se hace fuerte,
noto como se va abriendo paso por todo el ojo.
Me arden

Todo esta oscuro.
El sonido desaparece cuando mi mente lo suprime por el dolor.
Intento relajarme.
Me froto los ojos,
comienzo a ver pequeñas luces,
la luz me molesta,
pero esta luz no es real.
Todo está oscuro.
Abro los ojos,
pero no veo nada.
Esta muy difuso.
Veo un cuarto,
también está oscuro.
Parece que del techo cuelga una lámpara.
La lámpara se balancea por toda la habitación iluminando las esquinas de las paredes.
Extrañas formas van y vienen por las paredes.
Por un momento creo ver al enano de las pelis de Lynch.
No reconozco los colores,
ni las paredes.
Todo se vuelve a hacer oscuro...
Publicar un comentario