domingo, 13 de enero de 2008

Ondas de influencia


Noche extraña la de ayer.
Noche que empecé mareado y con un gran dolor de cabeza,
congelado sacando a Cohen
y recuperado tras quedarme dormido en casa
calentándome del frío de la calle.
A partir de ahí,
quitando un par de cosas sin sentido
o con sentido!!
Hubo un hecho que me dejó sin palabras
y otra vez se agradecen las conexiones,
los nexos en los que este mundo se mueve,
que hacen que tarde o temprano pasen cosas positivas,
que te alimentan,
que notas que es así
y no una corriente sumisa.
Aún quedan buenas palabras y deseos para el futuro,
gente que piensa en una libertad,
gente que entiende cual o como es la situación.
Y es entonces cuando aunque pasen las horas del triste reloj ke marca nuestro tiempo,
para nosotros se para,
no existe.
Cambiaremos el mundo?
Quien sabe!
Al final la noche se convirtió en día.
Publicar un comentario