lunes, 9 de febrero de 2015

Nada vale algo




Aunque nos hagamos mayores, llevo rabia dentro,
llevo el dolor en mi corazón.
La falta de la disculpa, la falta del perdón.
Aunque nos hagamos mayores, noto cuando me quema el corazón,
cuando analizas que todo sigue, pero nadie te pidió perdón.
Aunque analices la situación,
noto que yo mismo me dejo de lado, como hace la "suciedad",
como provoca el sobreentendido,
aquello que el otro nunca entiende.
Aunque me abrace el pasado para seguir hacia adelante,
pienso en el pasado,
en las palabras no dichas,
en las cosas incumplidas.
Aunque no vaya conmigo,
pienso en el precio que pagué,
el dolor que supuso,
las horas que no volverán,
los amaneceres que ví,
los atardeceres que pensé.
Aunque todo esto no sirva de nada,
absolutamente de nada,
para mi fue y será algo.
Aunque nada valga nada....
Publicar un comentario