sábado, 7 de febrero de 2015

4F

El pasado día cuatro de Febrero se cumplieron nueve años del famoso caso de la maceta que "golpeó" a un Mosso.
No entraré en detalles, ya que pongo el enlace del documental " Ciutat Morta ".http://www.cultureunplugged.com/documentary/watch-online/play/51921/Ciutat-Morta--Dead-City
Todos los que somos de fuera, llegamos a Barcelona como si fuera la tierra prometida, olvidándonos que no todo lo que reluce es oro. La mafia política/policial, el mangoneo, las leyes cada vez más represivas. He llegado a ver como multan a niños por ir en skate, o por subir los pies en un banco de un parque. Me han llegado a parar seis veces en menos de cien metros cuadrados, o llegar a ser vigilado estrechamente por la policía. Cargas policiales en desalojos, el 11M...etc...etc.
Nos olvidamos de que aquello que nosotros llamamos libertad, ellos lo llaman terrorismo.

El pasado día cuatro, posiblemente el día más frío de este invierno. Luchando contra la lluvia y la temperatura, nos reunimos en la Plaza Universidad para reivindicar el asco hacia el sistema. Y para dejar claro, que no tenemos miedo.
Entre pancartas de Guernica, manzanas podridas y peinados de ajedrez ( en memoria de Patricia Heras ). Recorrimos los metros que nos separaban del ayuntamiento. En una marcha plagada de policía, gritos, frío y muchas sonrisas.
Yo, delante de todos, armado con mi cámara, con todo el frío en la cara y entrando por mis costillas, intenté captar el momento de todo el conjunto. Un grupo unido por el 4F, por Can Vies, por la ley mordaza, por la operación Pandora, por tantas y tantas historias que atentan cada día contra nuestros sueños, nuestra justicia, nuestra cultura, nuestra vida.
Por la calle Pelayo y Fontanella, el resto de marchas de otros puntos de la ciudad se iban añadiendo, cada vez éramos más. Bajando la Vía Laietana, los fotógrafos tapábamos la avanzadilla del Cine; el Cine Patricia Heras. Armados con escaleras, cola y mucho equilibrio colgaron el nombre de lo que es un sentimiento de rábia hacia el sistema. El nombre de sus víctimas ( en este caso Patri ).
Los gritos se volvieron más fuertes. La policía observaba desde cierta distancia. La Vía Laietana estaba totalmente vacía. Solo las luces de las lecheras al fondo recordaban la navidad pasada y sus luces de mentira.
Seguí avanzando. Las rodillas se congelaban, los piés no recordaba dónde los había dejado. Detrás la marcha, delante un coche de policía abriéndome paso hasta Sant Jaume.
Al llegar, levanté la vista. Todo eran Mossos. De una parte del ayuntamiento unos veinticinco antidisturbios se metían en el ayuntamiento. En su fachada una proyección violeta con un lazo en memoria del día internacional del cáncer. Detrás mía un Mosso haciendo fotos de los pocos que habíamos llegado. A lo lejos se acercaba el grueso de la manifestación. La plaza se llenó de gente.
Todo transcurrió pacíficamente. Música, cenizas, sangre y muchhos abrazos.















Esta mañana me he acercado a la Plaza Revolució para ver in situ a Rodrigo Lanza. Otra vez bajo un frío de "justicia" he podido escuchar en persona las atrocidades que pasaron. El robo del sistema hacia unos años perdidos para todos los acusados. He podido ver como suspiraba, como le costaba hablar de ciertas cosas, como su voz se rompía, como sus lágrimas dejaban paso a los aplausos de la gente allí presente.
Este no és un caso aislado. La corrupción va ligada con la extorsión de los medios, la estupidez, la desinformación.




Por el pájaro enjaulado
Por el pez en la pecera
Por el que ha dicho lo que piensa
Por las flores arrancadas
Por la hierba pisoteada
Por los arboles podados
Por los cuerpos torturados
Yo te nombro Libertad

Por los dientes apretados
Por la rabia contenida
Por el nudo en la garganta
Por las bocas que no cantan
Por el beso clandestino
Por el verso censurado
Por el joven exilado
Por los nombres prohibidos
Yo te nombro Libertad

Te nombro en nombre de todos
Por tu nombre verdadero
Te nombro y cuando oscurece
cuando nadie me ve

Escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad
Escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad
Tu nombre verdadero
Tu nombre y otros nombres
que no nombro por temor

Por la idea perseguida
Por los golpes recibidos
Por aquel que no resiste
Por aquellos que se esconden
Por el miedo que te tienen
Por tus pasos que vigilan
Por la forma en que te atacan
Por los hijos que te matan
Yo te nombro Libertad

Por las tierras invadidas,
Por los pueblos conquistados
Por la gente sometida
Por los hombres explotados
Por los muertos en la hoguera
Por el justo ajusticiado
Por el héroe asesinado
Por los fuegos apagados
Yo te nombro Libertad

Te nombro en nombre de todo
Por tu nombre verdadero
Te nombre cuando oscurece
cuando nadie me ve

Escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad
escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad

Tu nombre verdadero
Tu nombre y otros nombres
Que no nombro por temor
Yo te nombro Libertad.


Yo te nombro Libertad. Gian Franco Pagliaro


Publicar un comentario