miércoles, 2 de julio de 2008

Raices


Hoy tumbado,
sin sonido,
sin palabras.
Solos el mar ,
las gaviotas,
el cielo azul ,
la dulce brisa
y yo.
He echado cuentas con Dios
y le he pedido perdón.
Les pedí perdón a los dos.
Publicar un comentario