martes, 19 de febrero de 2008

Lobo


Sentado en un bar.
Rodeado de gente conocida.
Sintiéndome desconocido
Invisible.
Puedo moverme libremente sin que se sienta.
Puedo observar sin ser visto las entrañas de las conversaciones.
Puedo desfogarme sin tener miedo a represalias.
Dibujo historietas asombrosas en mi mente de papel.
Siento la música en mi cabeza.
Puedo cambiar de canción solo con pensarlo.
Puedo sumergirme totalmente en mi mundo...
...puedo dormirme haciéndolo
Publicar un comentario