lunes, 18 de mayo de 2015

Qué coño?

Me llamo Oriol y soy de Barcelona. Llevo tanto aquí que la veo como un lugar repleto de mierda y publicidad.
Empezaré diciendo que mi día a día, bueno como decirlo. Puede que fuera que un día me levanté y lo vi claro, nada tiene sentido.
Te levantas por la mañana, desayunas, sacas a tu perro, tu abuelo o tu compañero de piso, vas a kurrar, te deslomas y vuelves a casa, cuidado que no te encuentres con nadie, hay que ser bueno para trabajar bien mañana. No fumes petas antes de kurrar, no bebas, no comas carne inyectada, no compres Monsanto, vota Podemos, no al corte inglés...Pero un día te levantas de la cama y todo eso era solo una puta ilusión.
Tienes 33 años y todo te importa una mierda.
Carlos y Mario? si, los conozco.Los conocí hace años mientras pasaba yerba. Esos dos, con sus vidas y normas, sus fiestas o vicios...
en serio? Es lunes. Hace poco que salieron de mi casa.
Mi día a día es una desilusión. Leo el periódico y me desanimo, no desayuno, mi primer café es sobre las 12 de la mañana. Cojo el metro con un montón de gente que corre desesperada y amargada hacia un trabajo que odian pero en un sistema que defienden. No tiene sentido.
Salgo de allí oliendo a sobaco del tío que tenía al lado y vuelvo a ver a la gente salir del metro y subir las escaleras como alma que les lleva el diablo. Yo no corro, disfruto de la música y el espectáculo que me da la sociedad.
Cuando llego a mi trabajo, mi jefe me dice que tendría que estar duchado, huelo a sobaco!
Empieza el turno, 8 horas interminables, donde se me exige lo máximo al mínimo precio. Al menos, la música hasta que no me la corten la pongo yo. Desde Massive Attack hasta Nick Cave...pasando por Ojete Calor y Putilatex.
Soy Barman.
Después de echar a los últimos borrachos y limpiar todos sus desperdicios vuelvo a casa en Bus Nit. Odio los autobuses, en todo su magnitud. Cuando van llenos y pilla a más gente ( poner más autobuses ), cuando frena en seco, sus interminables esperas..."si pone 20 minutos de espera...son 20 putos minutos, no 40!"
Llego a casa, saco a Kurt, mi pastor catalán, vuelvo intentando no hacer ruido, ya que vivo con dos personas más. Me pongo alguna serie y me fumo un buen porro.
Así es un día normal, pero los fines de semana, me toca aguantar a estos dos.
Carlos con su vida de mierda super cuadrada destrozada por un padre muy autoritario...y unas parejas de mierda. Él dirá lo que quiera, pero su última novia era toda una guarra. Palabra!.
Y Mario? Vive como si tuviera 20 años...con la diferencia de que ya los tuvo. Y otra cosa, realmente ese circo le está consumiendo. No le recuerdo una novia en los últimos 8 o 9 años.
Los fines de semana nos juntamos siempre en el bar, un bar pequeñito del Raval. La cerveza es buena y estamos tranquilos. Después, como por ejemplo este último fin de semana, alternamos otros bares, donde vamos perdiendo la cabeza, nos desinhibimos, perdemos el miedo, la vergüenza...la memoria. Hasta acabar en alguna sala, donde Carlos, ya con tres copas de más y alguna que otra cosa, no para de agobiar a chicas y yo de separar a sus novios, mientras Mario en el reservado ( es lo que tiene un amigo con contactos ), no para de beber y hacerse rayas mientras despotrica del mundo del arte.
Y esta es la cuestión. Si la vida de estos dos es como es y la mía como está siendo. ¿ qué coño se supone que debemos hacer?

Tengo 343 mensajes en el móvil en menos de 70h. Esa es mi realidad...aun les vendo Yerba
Publicar un comentario