lunes, 16 de marzo de 2015

Un año de conciertos

Como si fuera mi primer año en Catalunya, donde cada fin de semana iba de concierto, costara lo que costara. Este año por una cosa u otra se han ido amontonando los conciertos.
Comenzó el año con Fink en la sala Bikini, en Febrero Tricky en Apolo y este Marzo Mark Lanegan otra vez en Bikini.
Todos ellos apasionantes, especiales, con mucho significado para mi.


Fink fue ver a un autor que sigo desde hace pocos años y que en tan poco espacio de tiempo a conseguido que lo escuche casi cada día. Su canción Pretty Little Thing es una canción que me guardo en el bolsillo para un momento especial. Antes de su concierto, me sorprendió conocer a Douglas Dare. Con unos teclados oscuros y una especial facilidad para afinar, fue todo un descubrimiento.
Con un sonido más que aceptable y un ambiente perfecto Fink repasó todo su repertorio ( seis discos ) haciendo del concierto algo muy especial, mágico y único para mi. Solo podía sonreir, parado en medio de la sala.



Con Tricky, teniéndolo delante, tan delgadito y auténtico, borré de mi lista a uno de los cantantes que más perseguía.Desde la época de Massive attack, cada unos de sus discos a estado en mi biblioteca, a cada cual mejor.
Más de una hora, en la que repasó su trayectoria. Con una batería precisa, las bases con el ordenador en el escenario, una gran batería y la compañía de la espectacular Kamila Bleax a los coros. Tricky bañó la sala Apolo con su trip hop perfecto, tan perfecto que es el único artista al que he aplaudido después de parar dos veces el concierto. Una por un foco blanco que le daba en la cara y la otra por que la base entró a destiempo.
Entre eso y las vueltas que daba al rededor de Kamila, quitándole el micro, o cogiendo los dos a la vez. Salí más que contento...con el False Idols en vinilo!!!




Y por último Mr Mark Lanegan, al cual admiro desde que era un adolescente con Screaming Trees.
De teloneros, primero los The Faye Dunaways, guitarra y teclado de la Mark Lanegan Band. Personalmente me encantó. Muy Lanegan, muy desierto, justo lo que necesitaba oir al entrar en la Sala Bikini. Justo después Duke Garwood, con un blues oscuro y una guitarra dura, para abrir a Mark Lanegan, que salió acompañado del guitarrista Jeff Fielder ( gran guitarra ) tocando when your number isn´t up, de mi amado Bubblegum, una manera genial de comenzar el concierto.
Metido totalmente en la atmósfera del momento, fui masticando los temas, hasta creer que escuchaba Black Rose Way de los Screaming Trees...y si que era!!!! Me quedé tan sorprendido, que fui incapaz de moverme, para captar con toda mi atención un regalo como ese.
Y claro, el tener a este tío delante, que tantos y tantos años he seguido y escuchado, con esa puesta en escena, esa voz rota, esa manera de agarrarse al micro...perfecto Lanegan.

Y por el momento, abril se presenta con Dub FX ( por fin por aquí ), Mayo con Bonobo y el primavera, Junio el Sónar...etc!!! un año de conciertos!
Publicar un comentario