jueves, 26 de marzo de 2015

Llueve en la ciudad



Llueve en la ciudad.
con la primavera la ciudad se pone gris,
los corazones sensibles
mis pies empapados.

Llueve con fuerza,
como si no hubiera un mañana,
una tarde en el parque,
un dios verdadero.

Llueve,
lo oigo desde la ventana,
con el rebote de las gotas,
con el sonido de los toldos.

Y capto mi momento,
por que los capto con la rima,
con la prosa,
con la fotografía.


Los capto por empatía,
los capto por la lluvia, 
por primavera,
por la energía.

Llueve en la ciudad,
a la cual sonrío cada día,
ya vengan vientos 
o mareas enfermizas.

Pero amaina,
despeja y trae la calma,
el silencio,
el descanso.

Amaina la tormenta,
que arrastra así todos los temores,
limpia el aire,
 despeja corazones.
Publicar un comentario