miércoles, 2 de marzo de 2016

Como son las cosas, como se ven las cosas


Como se clavan la espigas en la piel,
como la música llega a tus oídos,
como la luz anuncia cada día nuevo.

Como la política engaña,
la t.v oculta,
el mercado gobierna.

Como la gente sin casa,
los esclavos del trabajo,
los yates en el puerto.

Como el alzheimer comiéndote poco a poco,
los libros sin leerse,
los niños sin hablarse.

Como el hombre llegando a Marte,
los refugiados muriéndose de hambre,
los banqueros contando sus penas de 500 en 500.

Como la comida inyectada,
las verduras de Monsanto,
como la OMS mirándose el culo en el espejo del desamparado.

Como la gente humilde,
el obrero de derechas,
el parlamento del establishment.

Como un padre sin deseos,
un hijo moribundo,
un planeta en llamas.

Como la leche pasteurizada,
los desahucios,
la batería Tesla comunista.

Como los hongos en la uña,
los políticos en el parlamento,
Platón debajo del cemento.

Como las sonrisas condescendientes,
la cocaína hacia el cerebro,
el vomito por el pavimento.

Como la vida misma,
armado en palabras,
crecido entre mugre.


Publicar un comentario