martes, 7 de abril de 2015

Cosas corrientes, cosas breves




Entras a la ducha con D´you know what i mean? de Oasis,
te ha costado levantarte del sofá. Después de todo el día trabajando, en el que dos magrebinas te han preguntado por hachís; mientras un hombre iba gritando unos metros por detrás que el mundo lo conquistarían las mujeres y él lucharía por evitarlo.
Deseabas llegar a casa, quitarte las zapatillas y ducharte.
Mientras suena Oasis miras todos los botes que hay en la bañera;
te cuesta reconocer un jodido champú.
Cabellos fuertes, anti caspa, champú de caballo, acondicionador, mascarilla...
Coges el primero que te dé y acabas de ducharte; al salir te das cuenta de el por qué de las asas que hay a los laterales de la bañera..." están ahí para poder salir sin ostiarte!!"
Entonces te sientas. La T.v está puesta, te abduce, te atrapa, te atonta.
Por unos minutos notas como tu vida se desvanece entre anuncios de cosas inútiles que no necesitas, marcas que producen mierda, responsables de delitos de esclavitud, del mercado de mierda que nos rodea. Te intoxicas con la felicidad de cristal de sus actores, de las repeticiones de ciertos anuncios, de estar esperando un programa, del cual ya ni recuerdas su nombre.
En esos minutos eres incapaz de escribir, de fumar, de leer. Eres un ser totalmente idiotizado.
Pero entonces aparece Shutter Island de Martin Scorsese, la pones en v.o y disfrutas...


Publicar un comentario