viernes, 25 de julio de 2014

Amarillo

Las luces se encienden en Grácia,
las calles se vuelven amarillentas,
la gente, sentada en las plazas brinda con cerveza para aliviar el calor.
Las conversaciones se cruzan,
unos niños hacen un rondo mientras sus padres aplauden.
Llega una patrulla
la gente esconde las latas,
los niños se alejan,
las terrazas se mantienen al margen.
Mi corazón sigue latiendo,
abierto,
pero latiendo.
Love dog suena en mi cabeza.
Las luces dejan atrás su color amarillento.

Publicar un comentario