jueves, 4 de noviembre de 2010

La Historia de mi pene: Hospital General

Tres días después, muy a mi pesar, me trasladaron a Vic, al hospital general. Antes me dieron unas esponjas para que me limpiara o duchara, así que fui al baño ( nene solo ) y me duché como pude. No hace falta decir que iba con una sonda que salía de mi pene...después de mucho sufrimiento ( fue una de las cosas que más me costaron, ya que aún salía sangre...una de las cosas junto con...cagar! ), conseguí asearme. Me despedí de las enfermeras, los urólogos y mi compañero de habitación.
Me trasladaron en ambulancia!!! Nunca había ido en una!!
Fui con María. Y al llegar allí...sorpresa!!! adivináis?? No nos esperaban.
Una enfermera fea y antipática me colocó en un rincón de urgencias, si, un rincón en medio de urgencias!! Y dijeron que no me daban de comer...dado que no me esperaban!!! Así que María tuvo que ir a comprar comida mientras yo, en medio de urgencia, con el pene vendado, veía Full Metal Alchemist...
Después de comer, y ante las quejas de María ( ya llevábamos más de 2 horas allí, en el rincón ) , un celador cogió mi camilla y ante las quejas de la enfermera fea y antipática me llevó a mi habitación. La habitación llevaba dos horas vacía!!!!
El hospital General no tiene nada, pero nada que ver con la Vall d´Hebron. Aquí las enfermeras eran antipáticas, no me daban una silla de ruedas y por supuesto no me dejaban salir.
Mi compañero de habitación era un hombre de Torelló, un poco racista, pero muy enrollado.
Al ver el panorama deseaba volver a la Val d´Hebron...menos mal, respondía perfectamente al tratamiento, así que a los dos días me dieron el alta... podía volver a casa!!
Publicar un comentario