martes, 9 de junio de 2009

Momentos de calma


En una habitación oscura,
sentado en silencio,
mi silencio.
Acompañado únicamente de NIN,
encuentro mi momento de calma relativa.
Miro a mi alrededor y el desorden es mi orden.
Si las palabras fueran solo palabras,
saldrían sin pensar de mi boca,
de mis manos,
de mi interior.
Pero en ese interior se esconde la gran caja de los pensamientos remotos.
Maynard James Keenan entona los primeros versos de The Pot y me transformo en un gusano
que pasea por dentro de mi cuerpo buscando una salida que me muestre la luz.
Paredes y paredes rojizas y biscosas voy dejando atras.
Ahora solo dependo de los acordes.
El gusano se sigue moviendo en círculos,
no encuentra la salida,
se encuentra atrapado en la caja,
haciendo túneles que comunican con otros túneles y estos a su vez con mas túneles,
convirtiendo la caja en una gran manzana podrida.
Publicar un comentario