miércoles, 1 de abril de 2009

La Fe


Como es posible que creamos en un dios.
En los últimos meses,
Palmiro Capón se ha ganado mi simpatía
analizando la biblia tal y como se la contaban de pequeño.
Esto me hizo recordar las interminables tardes
que dábamos mis hermanas y yo
las clases para jóvenes de la iglesia.
Los sábados por la tarde nos íbamos a casa de Amor,
una chica "joven"
que nos explicaría la grandeza de la obra de dios.
No tardé mucho en preguntar pequeñas curiosidades que encontraba en los textos que leíamos.
A lo que la joven y dulce amor cada día que pasaba se quedaba con menos argumentos.
Hasta que llegó el día en el que la cosa tocó fondo
y directamente me mandaba callar
alegando que todo se debía a la "gran obra de Dios".
Ante aquella estúpida respuesta de una reprimida treintañera,
monte en cólera.
Poco después dejé ,
no sin antes discutir con mis padres las clases bíblicas
y mas tarde la iglesia.
La manipulación que se hace de este "libro"
es totalmente absurda.
Si Dios mataba todo lo que no fuera su pueblo,
aniquilando al resto...!!!
Qué pasa con la ocurrido el la franga de Gaza??
Lo hizo dios??ahhh entonces no pasa nada,
si dios lo dice.
Y la crisis?
Dios tambien habrá pensado que los justos sufran y sufran,
mientras los impuros se llevan la pasta,
la energía o incluso la sangre de los demas.
Pero bueno si Dios lo quiere...
Tenemos un Dios un poco sádico
que más que parecer misericordioso,
pienso que juega al San Andreas con todas nuestras vidas,
partiéndose el ojete mientras se hincha a whisky y ketamina.
Cómo se explica que la gente que no ha "pecado",
gente sana,
con cabeza y energía
sufra enfermedades y padezca de otras mil cosas?
y que cuando sales a la calle
veas a mil hijos de puta,
ladrones del siglo XXI
que campan a sus anchas sin que les pase nada?
Cómo es posible que en África,
el continente mas afectado por el SIDA
tengan los huevos de decir que los condones transmiten la enfermedad?
Eso aparte de otras mil cuestiones a las que la iglesia se opone
poniendo el nombre de Dios como excusa.

Publicar un comentario