miércoles, 10 de agosto de 2011

Generaciones perdidas

Mi nombre es humano.
Tengo entre 15 y 85 años.
Soy hombre y mujer.
Sufro, padezco, pienso.




Ayer en el trabajo resbalé y me rompí la muñeca, mi jefe me dejó en el hospital y se fue debido a que no tengo contrato por carecer de documentación. Siempre se negó a hacerme el contrato y regularizar mi situación. Cobraba uno míseros 7e la hora por trabajar de sol a sol en la obra.
En el hospital, me indicaron que al estar en un pueblo pequeño de 2.500 habitantes, los recortes sanitarios habían provocado que el servicio de urgencias cerrara las puertas 8 horas al día para reducir gasto. Así que me dejaron en la calle.


Acabo de terminar secundaria. Estoy muy contento. Vivo en una barriada en una gran ciudad, mis padres son trabajadores y tengo tres hermanos pequeños. Mi sueño era estudiar Química en la universidad, pero debido a la falta de becas,( estas se han reducido drásticamente y han quedado fuera de mi alcance) mis posibilidades son mínimas. El gobierno a todo esto ha subido la matrícula de la universidad, y haciendo cálculos, con el dinero del verano y teniendo en cuenta que tendría que cambiar de vivienda o utilizar el transporte público para llegar, los cálculos son que estaría lejos de poder matricularme.Mis padres no pueden mantenerme y yo veo como mi futuro pasa por buscar un trabajo precario y dejar mis sueños de Química para más adelante.


Acabo de llegar de una entrevista de trabajo. Son horribles, es como entrar en el patíbulo. Llegar allí y ver tanta gente, solo para un par de puestos en un almacén de mala muerte, cuatro putas horas de madrugada, a nueve euros la hora.
- Es lo más conveniente a tu edad - Me dice la zorra de la ETT.
Mi edad, ese gran inconveniente.
Cuando llegas a cierta edad, el estado hace todo lo posible para matarte lentamente, apretando la soga alrededor de tu cuello, poco a poco...pero sin pausa.
Hace cuatro meses el banco me quitó la casa. No pude hacer frente a las letras y después de 15 años viviendo allí dí con mis huesos en la calle. Ya no tengo ni techo propio donde esconder mis pesares.


Vivo en un pequeño pueblo al norte de Grecia. Mi familia y yo somos carpinteros. Desde que estalló la crisis, los impuestos no han parado de subir y subir. Hemos visto como se perdían clientes, como otros no podían pagar y como el gobierno y Europa han subido el precio de todo.
Mi padre está jubilado, y en unos meses ha visto como su pensión, después de cincuenta años trabajando a sido recortada un 20%.
Junto con mis tres hermanos mayores he decidido coger la furgoneta y unirme a las movilizaciones de Athenas.



Una mañana al bajar a Barcelona para buscar trabajo, había mucho movimiento por el centro.La gente corría por todas partes, chillaba, había humo y muchos policías corrían hacia todas partes.
Me quedé en medio del paseo contemplando lo sucedido sin saber bien que estaba pasando...hasta que un golpe por detrás me derribo al suelo.Al abrir los ojos, tenía a dos antidisturbios delante mía insultándome, llamándome guarro y vago.Yo, bastante confundido ante los hechos, antes de que me diera cuenta estaba en un furgón con 15 personas mas.De allí nos llevaron a una comisaría, donde nos pusieron de rodillas y contra la pared, prohibiendo que nos comunicáramos entre nosotros mientras los agentes nos proferían diferentes insultos. Ante la pregunta de unos de los arrodillados de mi lado sobre por que yo no recibía ayuda médica, dado que de mi cabeza manaba una abundante mancha de sangre, uno de los agentes espetó que mierda como nosotros no merecíamos ningún tipo d
e mimo por parte del estado.Después de dos horas contra la pared, nos metieron en una celda.Yo recibí ayuda sanitaria, ante la atente mirada de un médico que nada llegó a decirme. Después de 72 h encerrados sin saber porque, fuimos liberados sin recibir tan siquiera una simple disculpa del Ministerio de Interior.Después de ello me uní a los Indignados.



Llevo 15 años en el barrio de Tottenham , al norte de Londres.Desde hace unos días la gente a enloquecido. La policía entra a por todas al barrio y la gente a decidido plantarles cara.La situación es la siguiente. Qué hay mejor que hacer que atizar a la poli? No tenemos trabajo, se nos han retirado las ayudas sociales, las escuelas cuestan mucho dinero y estamos hartos de ver a los poderosos pasearse por nuestras calles mirándonos como si fuéramos mendigos.Esta es la ley de la calle.



Me llaman Abubakar que significa noble. Llevo desde febrero en la resistencia Egipcia. Desde el primer momento sabíamos que la lucha sería larga y dura, pero el día en que Mubarak dejó el poder pareció que esa lucha había merecido la pena.Pero la realidad es que el poder, aquel que anhelábamos poder compartir fue en manos de los militares, precisamente el brazo armado de Mubarak. Así las cosas, el ejército sigue secuestrando y torturando personas, Internet se ve boicoteado y el resto de países del mundo se encuentran el Libia para ver quien se lleva el pastel del petróleo.Dejándonos solos ante nuestra manchada nueva democracia.



Soy un eurodiputado, no diré de donde, ya que eso es irrelevante. Desde que estalló la crisis mi vida no ha hecho mas que mejorar.Desde mi puesto en Bruselas, dispongo de multitud de soplos, donde invierto mi dinero y consigo cuantiosos beneficios. Mi trabajo es poco estresante.Viajo en primera clase, voy a los mas exquisitos hoteles y lo más importante; trabajo cuando quiero y voy cuando quiero, nadie pide explicaciones...puesto que todos los eurodiputados hacemos lo mismo.
Otra ventaja de esto es que trabajo con mi cuñado, y puedo compartir multitud de beneficios laborales debidos a mi puesto con mi familia, dispongo de una gran casa en Bruselas, con servicio, Chófer y millas para viajar gratis por todo el mundo. La vida és maravillosa.


Soy un hombre y una mujer,
soy los sueños de los niños,
la pureza del humanos,
la verdad escondida.












alt="CONCURSO DE BITACORAS SOMONPARTY 2011 - VOTA"
width="180" height="125" border="0" />


Publicar un comentario