viernes, 8 de julio de 2011

Asesino

Asesino de ideales perdidos,
continuador de sueños ajenos.
Verdugo de unos,
valor de otros.

Asesino de conciencias puras,
destructor de sueños dorados.
Odiado y querido a partes iguales,
deseado y despreciado.

Con la cabeza fría tomé una decisión,
con la cabeza fría borré una ilusión,
con frialdad marqué un después
allí donde los adultos encuentran sus pecados.

He matado parte de mi ser,
he matado parte del ser de otra persona,
he asesinado la viña de los sueños encontrados.

Hoy nada a cambiado,
solo se ha tapado con arena,
aquello que ya no es,
aquello que hoy tendría aquí.
Publicar un comentario